Instituto de Urología, Andrología y Medicina Estética de Madrid 91 822 80 27 (Consultas) 91 053 63 90

CIRUGÍA ÍNTIMA MASCULINA

Alargamiento del pene

El Alargamiento quirúrgico del pene se consigue mediante la sección (corte) del ligamento suspensorio del pene (une la parte superior del pene y la inferior del pubis), de esta manera el pene se descuelga desplazándose hacia afuera. Se obtiene un aumento de longitud de 2,5 a 3,5 cm, especialmente patente en reposo.

Engrosamiento del pene

El Engrosamiento de pene se puede conseguir de 3 maneras:

Inyección subcutánea de ÁCIDO HIALURÓNICO o GRASA AUTÓLOGA ( del propio paciente). Son técnicas muy eficaces y simples pero tienen como complicación que ambos productos se reabsorben, el ácido hialurónico 20-25% en un año y la grasa del 30-40%. Precisando nuevas reposiciones.

La tercera técnica se realiza con láminas de matriz dérmica acelular (MDA) que se coloca rodeando al pene por debajo de la piel. Se obtiene un aumento de 3 cm en circunferencia. La ventaja es que es una técnica de resultados permanentes.

Con frecuencia se realizan conjuntamente ambos procedimientos ALARGAMIENTO Y ENGROSAMIENTO DE PENE, obteniendo como resultado un cambio muy arcado en la imagen genital (FALOPLASTIA de AUMENTO).

Recientemente se están implantando también técnicas de medicina regenerativa con células pluripotenciales, para conseguir un aumento fisiológico del tejido vascular de los cuerpos cavernosos, estas técnicas proporciona a su vez un aumento en el flujo vascular y una mayor firmeza en la erección.

¿Tienes dudas y necesitas que te aconsejemos?

Puede ser de 2 tipos:

  • CONGÉNITA, de nacimiento por desproporción en el tamaño de los cuerpos cavernosos.
  • ADQUIRIDA (Enfermedad de Peyronie) se caracteriza por la aparición de una zona fibrótica, dura no elástica (placa) que provoca
    • Dolor del pene durante la erección.
    • Incurvación del pene hacia el lado donde se encuentra la placa durante la erección, que puede dificultar, incluso impedir la penetración, alterando de manera importante la actividad sexual afectando al hombre como a su pareja.
    • Acortamiento o estrechamiento del pene en erección.
    • Impotencia o descenso de la erección.

En más del 40% de los casos el tejido fibroso aumenta de tamaño, aumentado así la deformidad.

Cuando se diagnostica precozmente (<6 meses) el tratamiento con ONDAS DE CHOQUE es muy eficaz sobre todo para eliminar el dolor, corregir la deformidad y detener el avance de la patología.

Las ondas de choque de baja intensidad son focalizadas sobre las zonas de fibrosis (placas) produciendo eliminación del dolor y tiene efectos beneficiosos sobre la erección y sobre la evolución de la enfermedad. En los pacientes que recibieron ondas de choque se detuvo la enfermedad y mejoró la Incurvación.

Si ya lleva más de 6 meses o la deformidad es muy grande probablemente el tratamiento tiene que ser QUIRÚGICO.

Los tratamientos quirúrgicos son dos:

  • Extirpación completa de la placa colocando un parche de material artificial CONSIGUIENDO la desaparición de la incurvación sin acortamiento del pene.
  • Plicatura del lado contrario para compensar el defecto que ocasiona la placa. Se obtiene una rectificación del eje del pene pero con acortamiento (proporcional a la angulación).

En los casos en que existe impotencia sexual por la incurvación del pene, puede ser necesario la colocación de una PROTESIS DE PENE (.cilindros de silicona que se colocan en el interior del pene, uno a cada lado).

En ocasiones la piel del escroto es excesivamente redundante dando lugar a escrotos muy descolgados que producen molestias posturales y estéticas y en otras la piel es muy escasa y se implanta muy arriba en el tronco del pene ocultándolo parcialmente dando la impresión de pene pequeño.

La ESCROTOPLASTIA es la cirugía que consiste en corregir estos defectos, bien recortando la piel que sobra o descolgando el escroto alto para que adquieran una posición anatómica más cómoda y estética.

La CIRCUNCISIÓN es una intervención quirúrgica que consiste en la eliminación de la piel del prepucio (total o parcialmente) por molestias al retraerlo durante la actividad sexual o por motivos higiénicos, culturales o religiosos e incluso estéticos.

Nosotros la realizamos con criterios de cirugía plástica para que el resultado sea óptimo tanto funcional como estéticamente con LÁSER DE CO2.

  • MÉTODO LÁSER: Se anestesia la base del pene, no aparece edema, inflamación ni hematomas en la zona de la cicatriz, lo que conlleva una cicatrización mucho más estética y un Postoperatorio más sencillo sólo curas con agua y jabón en la ducha diaria.
  • MÉTODO CON PISTOLA GRAPADORA AUTOMÁTICA: Se anestesia la base igualmente. Este método simplifica mucho el procedimiento y sobretodo el tiempo quirúrgico (5-10 minutos). Consiste en un dispositivo (“grapadora”) que corta la piel del prepucio que sobra y aplica automáticamente una fila de grapas de sutura con silicona que se caen solas. Cicatriz estética y uniforme , muy pocas molestias posteratorias y reduce las complicaciones quirúrgicas ( sangrado, infecciones y hematomas). Para todas las técnicas se recomienda reposo domicilio 12h y sexual 4 semanas.

La cirugía de frenillo (frenuloplastia o frenulectomía) se realiza cuando el frenillo es excesivamente corto, molesta en las relaciones sexuales por la excesiva tensióne incirvación del glande o se ha desgarrado). El método tradicional ,con anestesia subcutánea, cortando con bisturí y dando puntos de sutura ( reposo sexual 4 semanas).

  • FRENULOPLASTIA LÁSER: se realiza con anestesia tópica en crema. Procedimiento rápido 10 minutos. El láser corta y coagula a la vez y no requiere puntos de sutura lo que supone únicamente un reposo sexual de 7-10 días.

La intervención de vasectomía está indicada para aquellos varones que no desean más descendencia.

Existen dos técnicas

  • La vasectomía clásica: que consiste en hacer una incisión (después de poner anestesia local) en cada bolsa escrotal, abrir, localizar el conducto deferente , sacarlo y cortarlo. Posteriormente se cierra las incisiones con puntos de piel. Duración 15-20 minutos. Durante los siguientes 15-20 días el paciente presenta molestias que le dificultan llevar una vida activa (caminar deprisa, deporte, moto, etc).
  • Técnica “Sin Bisturí”: surge hace 5 años para evitar estas molestias postoperatorias. La clave está en el instrumental que hace posible la vasectomía sin incidir la piel. Tras localizar el conducto deferente manualmente, éste se aproxima lo más posible a la piel, allí se localiza un poro donde se aplica un habón de anestesia. Con un dilatador se dilata el poro lo suficiente para que con un ganchito diseñado específicamente se pueda enganchar el conducto y sacarlo afuera. A continuación se procede como siempre, se corta, se anudan los extremos y finalmente se introduce de nuevo. El poro se cierra sólo sin necesidad de puntos (se aplican sterile strip y apósitos). El postoperatorio es muy sencillo, ya que al no hacer incisión ni disecar para extraer el conducto deferente, aplicar muy poca anestesia y no dar puntos no se produce hematomas que es lo que provoca que el dolor y molestias de la técnica clásica. A las 24h se puede llevar una vida normal (Actividad física, sexual , piscina etc), sin necesidad de curas.

La vasovasectomía o reversión de vasectomía consiste en la recanalización de los deferentes después de una vasectomía o un traumatismo que haya provocado el mismo efecto. La vasectomía es técnicamente reversible siempre pero la eficacia varia según varios parámetros:

  • Tiempo desde la vasectomía (muy buena hasta los 4 años, moderada de 4-7 años y mala para fecundación espomtánea > 7 años).
  • Técnica vasectomía.
  • Experiencia del equipo quirúrgico.

Es una intervención realizada con microcirugía con una duración de entre dos y tres horas, con anestesia loco-regional y con una estancia en la clínica de aproximadamente entre 4-6h.

EL IUAM es centro poseemos una dilatada experiencia en la realización de este tipo de cirugía.