Instituto de Urología, Andrología y Medicina Estética de Madrid 91 376 55 66

UNIDAD LÁSER HOMBRE

Pápulas perladas

Las glándulas de Tyson o pápulas perladas están presentes en todos los hombres, en la región alrededor del glande. Estas glándulas son responsables de producir un líquido lubricante que facilita la penetración.

En algunos casos estas glándulas son más aparentes y antiestéticas, como pequeñas ampollas o bolas alrededor de la cabeza del pene que a menudo pueden confundirse con condilomas o verrugas genitales.

Al ser de naturaleza benigna y no generar problemas de salud no precisan tratamiento.

Sin embargo, en algunos hombres pueden causar una gran alteración de la imagen del pene, lo que acaba por dificultar sus relaciones.

El mejor tratamiento para las pápulas perlas es eliminarlas con láser de CO2, procedimiento ambulatorio, se realiza en consulta. Sólo se necesita la aplicación de una crema anestésica 15 minutos antes. Generalmente se eliminan en una única sesión.

Cicatrices o Resultados Antiestéticos en cirugía genital

Con frecuencia las cirugías genitales producen como secuelas una cicatrización anómala o antiestética que muchos pacientes no aceptan como definitivas.

Los más frecuentes son: cicatrices post operación de fimosis o circuncisión, post operación de frenillo, cicatrices antiestéticas relacionadas con quistes sebáceos etc…

El Láser de CO2 (continuo o fraccionado) elimina los resultados de un cicatrización antiestética en estos casos de manera ambulante, en consulta con anestesia tópica (crema).

Frenuloplastia o cirugía del frenillo corto

Cuando el frenillo es corto, se produce un exceso de tensión al retraer el prepucio que genera dolor e incurvación del glande en las relaciones sexuales.

El mejor método para corregirlo es la frenuloplastia o frenulectomía con Láser de CO2.

Procedimeinto ambulante con crema anestésica tópica. El procedimeinto dura 5 minutos sin necesidad de puntos. Recuperación laboral social al instante y sexual en 7 días.

Circuncisión (operación de Fimosis)

La circuncisión consiste en la extirpación de la piel del prepucio total o parcialmente bien para facilitar la retracción del mismo durante las relaciones sexuales, o para evitar las infecciones o balanitis recurrentes o por motivos religiosos o culturales o simplemente por motivos estéticos. Se emplea el Láser de CO2 para conseguir un resultado estético mucho mejor. La precisión en el corte y coagulación del Láser lo hacen posible.

¿Tienes dudas y necesitas que te aconsejemos?

 

Verrugas o Condilomas genitales

Las verrugas y condilomas genitales son lesiones causadas por virus de la familia VPH (virus papiloma humano) siendo muy contagiosas y algunos tipos tienen potencial cancerígeno especialmente en la mujer en el cuello uterino.

Con el láser de CO2 se pueden erradicar en una sola sesión indolora (crema anestésica) sin afectar a la piel próxima de esa manera se minimiza el riesgo de sangrado o cicatriz posterior.

Blanqueamiento genital

Muchas mujeres y hombres se quejan que sus zonas íntimas se han ido oscureciendo con el tiempo especialmente después embarazo, uso de cremas depilatorias o rasurado.

Con el láser de CO2 se consigue despigmentar las zonas oscuras que rodea a los genitales, de manera ambulatoria en consulta y sin dolor.

Se necesitan dependiendo del tipo de piel de 4-6 sesiones (una sesión mensual).

Hemorroides

Las hemorroides son venas dilatadas en la región anal que causan dolor y sangrado, y un resultado marcadamente antiestético en región perianal y perineal.

Hemorroides internas, en el que las venas se dilatan dentro del recto y no salen a través del ano; Hemorroides externas, cuando las venas dilatadas salen a través del recto.

Las causas más frecuentes son: Estreñimiento, Obesidad, Embarazo, Dieta baja en fibras, Problemas de circulación, Predisposición genética, Relaciones sexuales anales, Diarrea crónica.

Tratamiento

  • Medidas higiénico dietéticas como el aumento consumo de fibra, evitar estreñimiento y ejercicio físico intenso, baños de aseinto agua templada etc…
  • Pomadas vasoconstrictoras, analgésicas y antiinflamatorias. Fármacos analgésicos y antiinflamatorios.

Láser de CO2

Para la eliminación definitiva de las hemorroides minimizando el dolor, el tratamiento más eficaz es la cirugía en régimen ambulatorio con láser de CO2. Este procedimiento no tiene complicaciones serias, pero sí puede resultar incómodo. Los riesgos son fundamentalmente dos: el sangrado agudo en el postoperatorio y la infección de la herida quirúrgica. Para evitar esta última, el paciente deberá combatir este riesgo tomando antibióticos por vía oral, que se deberán complementar con una limpieza adecuada y unas pautas de alimentación bien definidas.

Una vez sometido al procedimiento quirúrgico, el paciente deberá mantener una dieta rica en fruta y fibra para que el ritmo intestinal sea el adecuado. La higiene de la herida debe ser rigurosa mediante agua y jabón, y no deben aplicarse pomadas ni antisépticos localmente.