Instituto de Urología, Andrología y Medicina Estética de Madrid 91 822 80 27 (Consultas) 91 053 63 90

TRATAMIENTO PÉRDIDA DE LÍBIDO

TERAPIA SUSTITUTIVA CON TESTOSTERONA

Clásicamente se administraba Testosterona sólo en caso de hipogonadismo o bajos niveles de testosterona en sangre. Por ejemplo en niños con hipogonadismo, para que la pubertad evolucione con normalidad y aparezcan los caracteres sexuales secundarios.

En la actualidad se conocen y se valoran los efectos biológicos de la Testosterona tanto en hombres como en mujeres.

La Testosterona contribuye a una buena función sexual ( respuesta eréctil y líbido) y mantener signos de virilización.

Mejora el tono y la fuerza muscular y aumenta la masa libre de grasa y su distribución en el cuerpo.

Mejora la densidad mineral ósea y previene la osteoporosis.

La testosterona tiene un efecto euforizante y antidepresivo natural mejorando el estado ánimo.

También se le atribuyen efectos protectores a nivel cardiovascular y contra la demencia o Enf. De Alzheimer.

Por lo que se tiende a mantener los niveles en el rango medio – alto donde se evidencian más claramente estos beneficios.

La Testosterona se puede administrar en formulaciones tópicas: en forma de gel o parche.

Inyección subcutánea: de 100 a 200 mg cada 10-20 días-

Inyección intramuscular: 1.000 mg cada 3 meses-

Las complicaciones más frecuentes son la reacción alérgicas cutáneas (erupción picor), molestias y complicaciones en el lugar de la inyección. Es fundamental que el tratamiento lo dirija y controle un médico especialista, ya que existen numerosas contraindicaciones (absolutas o relativas) que debe valorar el médico en cada caso.

¿Tienes dudas y necesitas que te aconsejemos?

Contraindicaciones relativas

  • Síndrome de apnea del sueño.
  • Hiperplasia benigna de próstata.
  • Síndrome de hiperviscosidad sanguínea.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva incontrolada.
  • Induración, o nódulos palpables en la próstata o cifras elevadas de PSA (> 3-4 ng/ml), sin haber realizado un estudio urológico.
  • Evento cardiovascular reciente (por ejemplo, un infarto de miocardio o un ictus) o enfermedad cardiovascular avanzada.

Contraindicaciones absolutas

  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de mama
  • Cifras elevadas de hematocrito (> 50%)