Instituto de Urología, Andrología y Medicina Estética de Madrid 91 376 55 66 (Consultas) 91 053 63 90 (Test Covid)

TRATAMIENTO PÉRDIDA DE LÍBIDO

TERAPIA SUSTITUTIVA CON TESTOSTERONA

Clásicamente se administraba Testosterona sólo en caso de hipogonadismo o bajos niveles de testosterona en sangre. Por ejemplo en niños con hipogonadismo, para que la pubertad evolucione con normalidad y aparezcan los caracteres sexuales secundarios.

En la actualidad se conocen y se valoran los efectos biológicos de la Testosterona tanto en hombres como en mujeres.

La Testosterona contribuye a una buena función sexual ( respuesta eréctil y líbido) y mantener signos de virilización.

Mejora el tono y la fuerza muscular y aumenta la masa libre de grasa y su distribución en el cuerpo.

Mejora la densidad mineral ósea y previene la osteoporosis.

La testosterona tiene un efecto euforizante y antidepresivo natural mejorando el estado ánimo.

También se le atribuyen efectos protectores a nivel cardiovascular y contra la demencia o Enf. De Alzheimer.

Por lo que se tiende a mantener los niveles en el rango medio – alto donde se evidencian más claramente estos beneficios.

La Testosterona se puede administrar en formulaciones tópicas: en forma de gel o parche.

Inyección subcutánea: de 100 a 200 mg cada 10-20 días-

Inyección intramuscular: 1.000 mg cada 3 meses-

Las complicaciones más frecuentes son la reacción alérgicas cutáneas (erupción picor), molestias y complicaciones en el lugar de la inyección. Es fundamental que el tratamiento lo dirija y controle un médico especialista, ya que existen numerosas contraindicaciones (absolutas o relativas) que debe valorar el médico en cada caso.

¿Tienes dudas y necesitas que te aconsejemos?

Contraindicaciones relativas

  • Síndrome de apnea del sueño.
  • Hiperplasia benigna de próstata.
  • Síndrome de hiperviscosidad sanguínea.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva incontrolada.
  • Induración, o nódulos palpables en la próstata o cifras elevadas de PSA (> 3-4 ng/ml), sin haber realizado un estudio urológico.
  • Evento cardiovascular reciente (por ejemplo, un infarto de miocardio o un ictus) o enfermedad cardiovascular avanzada.

Contraindicaciones absolutas

  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de mama
  • Cifras elevadas de hematocrito (> 50%)