Instituto de Urología, Andrología y Medicina Estética de Madrid 91 376 55 66

ELIMINACIÓN DE TATUAJES

Los tatuajes han ido ganando popularidad año tras año hasta alcanzar el éxito actual, a la vez que crece el número de fans también lo hace el de arrepentidos que quieren eliminarlos. Pocos años atrás la única solución que tenían eran tratamientos agresivos que en la mayoría de los casos producían unos efectos secundarios no deseados. Por suerte la ciencia avanza a pasos agigantados y a día de hoy existe el láser Q-Switched Nd: Yag. Con él es posible obtener excelentes resultados, pero éstos en muchas ocasiones dependerán de diferentes factores, el más importante será la profundidad de la tinta en la piel y el color. Es la tecnología más moderna que existe actualmente para la eliminación de tatuajes sin dejar marcas en la piel.

Técnica

Un tatuaje es el resultado del depósito de sustancias pigmentadas en la piel. En la mayoría de los casos los tatuajes se realizan de forma voluntaria, pero también pueden ser debido a la inoculación accidental de pigmento, como los causados por accidentes que provocan una implantación de cemento o asfalto en la piel, o por residuos de pólvora.

¿Tienes dudas y necesitas que te aconsejemos?

Eliminar tatuajes con láser

Para aquellas personas que desean eliminar algún tatuaje indeseado actualmente contamos con los avanzados sistemas de láser “Q-Switched”, que permiten eliminar tatuajes sin dejar cicatrices. La aplicación de láseres que emiten a potencias muy altas en tiempos muy breves (nano o pico segundos) al incidir sobre las partículas de tinta del tatuaje las fragmentan convirtiéndolas en micro partículas mucho más pequeñas que `pueden ser fagocitadas (ingeridas) por unas células llamadas macrófagos que luego serán eliminadas p por el sistema linfático de manera natural. La desaparición del tatuaje será realizado de forma paulatina, a lo largo de varias sesiones. No es posible determinar con antelación el número de sesiones necesarias ya que suele depender de varios factores, entre ellos está la profundidad de la tinta, el tamaño del tatuaje , el tiempo que tiene el tatuaje , la profesionalidad con la que se ha realizado,la intensidad de la tinta y el color de la misma. No todos los colores responden de igual manera al tratamiento con láser por lo que el dermatólogo será quien determine si el tatuaje es susceptible de ser tratado con éxito con el láser “Q-Switched”. Los tatuajes negros o azules oscuros, y aquellos realizados con poca profesionalidad son los más sencillos y rápidos de eliminar.

Proceso

Durante la aplicación del láser el paciente sentirá una leve molestia perfectamente tolerable. Inmediatamente después de la sesión la zona tratada quedará inflamada. En los días siguientes aparecerán pequeñas costritas que se irán cayendo a los largo de los 10/15 días . Al mes de la sesión la piel recuperará su aspecto normal. Las sesiones se repetirán posteriormente cada 4- 6 semanas, una vez que la piel se haya recuperado de la sesión anterior. De esta manera, paulatinamente, el tatuaje irá atenuándose hasta su desaparición. La ventaja de estos láseres es que el resultado estético de la piel es muy bueno.

Cuidados después del láser

Cuidar de manera adecuada la herida que provoca el láser es importante para que se produzca una adecuada cicatrización y evitar efectos secundarios. La piel queda inflamada después de la aplicación del láser y en los días posteriores aparecerán costras, que deben de caer de manera natural y en ningún caso deben de rascarse . El cuidado de la herida se realizará aplicando una pomada antibiótica dos veces al día, hasta la caída de las costras, y posteriormente se utilizará una crema regeneradora y epitelizante, para que la piel se recupere totalmente. Su dermatólogo le aconsejará las cremas más adecuadas.

Se aconseja no tomar el sol, ni rayos UVA hasta pasado por lo menos un mes desde la sesión de láser.

Efectos secundarios del láser de eliminación de tatuajes. La aparición de efectos secundarios provocados por el láser Q-Switched son poco probables.

  • Hipopigmentación : En algunos casos pueden observarse hipopigmentaciones transitorias posteriores a la aplicación del láser , que tienen una duración variable, pero que se resuelven a lo largo del tiempo.
  • Hiperpigmentación: En casos excepcionales, en pieles oscuras, pueden también surgir hiperpigmentaciones temporales provocadas por la inflamación de la piel.
  • Cicatrices: Si se cuida correctamente la herida provocada por el láser es poco probable que aparezcan cicatrices.