Instituto de Urología, Andrología y Medicina Estética de Madrid 91 376 55 66

MANCHAS SOLARES y LESIONES PIGMENTADAS

El daño solar crónico provoca la aparición frecuente de manchas oscuras en la piel. Tras un correcto diagnóstico, estas pueden eliminarse con nuestros sistemas de luz pulsada optimizada y de láser fraccionado.

El primero ofrece una eliminación homogénea de las manchas y pigmentación difusa, tratando además los capilares dilatados por la pérdida de soporte en dermis. Se obtiene por tanto un Fotorejuveneciento integral.

En casos de daños solares más severos, la asociación de La Luz pulsada optimizada con el láser fraccionado corrige también las arrugas superficiales, y mejora globalmente el aspecto de la cara ,lo que se denomina rejuvenecimiento integral , pues combate las manchas solares, la pigmentación difusa, los capilares dilatados y las arrugas por pérdida de colágeno y fibras elásticas en dermis.

En nuestra unidad, junto a una buena valoración por dermatólogos del problema, tenemos los medios para obtener un gran resultado, con seguridad y eficacia, evitando procedimientos quirúrgicos.

Usamos preferentemente el sistema de luz pulsada optimizada Max G, con gran afinidad para el pigmento marrón y el rojo, que permite tratar individualmente la mancha solar, o con varios pases para tratar una zona completa. En casos rebeldes, el láser fraccionado , al realizar una renovación más intensa de la piel es una buena opción

¿Tienes dudas y necesitas que te aconsejemos?

MELASMA

El melasma es una alteración muy frecuente de la pigmentación cutánea, que aparece casi exclusivamente en mujeres, pues tiene una desencadenante hormonal mediado por estrógenos se producen o agravan en el embarazo (cloasma), la toma de anticonceptivos o la menopausia. Afecta en la cara a la frente, mejillas, labio superior y el mentón. Se exacerba con la exposición solar y tiende a disminuir tras la menopausia.

Existe un melasma epidérmico, de coloración marrón clara, otro dérmico en casos muy cronificados que tiende a ser más gris y uno mixto con pigmento excesivo en las capas superficiales y profundas de la piel. Esta diferenciación condiciona mucho la eficacia y tipos de tratamiento a realizar.

En nuestra clínica ofrecemos junto a los tratamientos convencionales tópicos depigmentantes, bien aplicados por el paciente en su domicilio o por nosotros en la consulta, la posibilidad de usar fuentes de luz optimizada e incluso láser fraccionado no ablativo adaptado a esta patología. De esta manera los resultados son más prometedores, con un buen margen de seguridad.

Destacar que contamos en nuestro láser fraccionado no ablativo con una lente especialmente diseñada para tratar los melasmas más resistentes a terapias previas, contando con la autorización para este uso de los organismos regulatorios internacionales.

TRATAMIENTO LESIONES PIGMENTADAS

Las lesiones pigmentadas captan con alta afinidad la energía del haz de láser, ya que contienen gran cantidad de pigmento, la melanina. Al hacerlo, se calienta la melanina y las células que la contienen se dañan, lo que es necesario para la eliminación de estas manchas.

El tratamiento es perfectamente tolerable. El paciente siente unas pequeñas molestias, y puede sentirse algo de calor en la zona tratada, que desaparece tras unos minutos. Además, suele producirse una rojez que desaparece en unos días. Posteriormente, se descamará la piel de la zona tratada, eliminándose la lesión pigmentada.

En función del tipo de mancha y el número de sesiones, se conseguirá desde la disminución de la pigmentación en la lesión a la eliminación completa de la misma

Se aprecia una mejora general de la piel, tanto en textura como en pigmentación / coloración, al conseguir la reducción del pigmento en la piel, uniformando el tono de la misma.